Noticias

Otro Príncipe Saudí habló en apoyo a que las mujeres sauditas conduzcan.

women2drive

Otro Príncipe Saudí habló en apoyo a que las mujeres sauditas conduzcan.
El príncipe Faisal Bin Abdullah, Ex Ministro de Educación del reino dijo al canal privado de televisión Rotana Khaleejia
que  espera que las mujeres estén conduciendo en un futuro cercano, y ha arrojado su apoyo completo detrás del cambio previsto a la ley.

Mientras que el Islam trajo con su libro sagrado, el Coran la libertad y los derechos a la mujer, Arabia Saudita es el único país en el mundo donde es ilegal que las mujeres manejen.

También declaró que «tal vez algunas personas tienen miedo del cambio, pero es inevitable», informó Gulf News.

 

Saudi-woman-driving

Faisal Bin Abdullah ha reconocido que la prohibición de conducir a las mujeres nos ha sido impuesta, y las mujeres en el pasado solían dirigir sus propios camellos. Las mujeres necesitan ser empoderadas porque representan más de la mitad de la sociedad y son altamente confiables.

«Tengo un gran orgullo en las mujeres sauditas. Son madres, esposas e hijas y me enorgullezco mucho de ellas y de su fe, creencias y compromisos en nuestros tiempos modernos «.

El príncipe Faisal no es el primer saudí que habla en apoyo de permitir que las mujeres también conduzcan. El príncipe Alwaleed bin Talal escribió una carta abierta el año pasado titulada «Ya es hora de que las mujeres saudíes empiecen a conducir y dió diferentes razones de porque es conveniente que las mujeres conduzcan (podes leerla en Afifa org:http://afifa.org/podran-finalmente-conducir-las-mujeres-sauditas-una-opinion-que-lleva-al-cambio-a-la-mujer-sudita/). Recordamos que Alwaleed dijo en su carta abierta  «Impedir que una mujer conduzca un automóvil es hoy una cuestión de derechos similares a la que se  le prohibió recibir una educación o tener una identidad independiente».

Aún no se sabe cuando sucederá este suceso que marcará un antes y después en el reino. Pero si sabemos que la voz de la mujer se empezó a escuchar.

 

 


Comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *